TRUCOS PARA HABLAR EN PÚBLICO

TRUCOS PARA HABLAR EN PÚBLICO

176190

Todos hemos pasado por ese momento en el que muchos ojitos se posan sólo en ti y eres el centro de atención por unos segundos, minutos u horas… ya sea en un trabajo de exposición en el colegio, una presentación en una nueva asociación o una charla de trabajo frente a varios compañeros.

La realidad es que muchas veces en la vida se te va a presentar esta tipo de situación algo incómoda para la mayoría. Lo mejor es coger al toro por los cuernos y dar lo mejor de ti en esos minutitos de concentración. Ah! y es normal que estés nerviosa, les pasa hasta a las personas ya acostumbradas y que lo hacen a diario.

Te damos los mejores trucos para manejar el hablar en público aunque seas más de
carácter introvertido o algo tímida.

Reduce el estrés

Los días previos haz actividades que te ayuden a relajarte como yoga, meditación o cualquier ejercicio tanto físico como mental que deje tu mente libre de ansiedad.

Puedes dar un largo paseo en la naturaleza, ir a la playa para nadar, cenar con tus amigos o pasar tiempo con tu familia.

El día del evento, en lugar de esconderte detrás de un árbol o entrar en pánico antes de tu exposición, realiza una pequeña práctica que te ayude a relajarte. Respira hondo, cuenta hasta 3 y entra en modo zen.

Repitete a ti misma que tú puedes con eso y con más.

Haz preguntas

Si eres muy tímida y no te gusta que todo se centre alrededor de ti, haz participar al público haciéndoles preguntas directas.

Además de crear un ambiente más relajado y distendido, es una buena forma de implicar a los asistentes haciéndolos colaborar y dejando espacio para que tú puedas desestresarte de ese foco por unos instantes.

Escucha a otros

Cuando sientas que no eres capaz o que te falla la motivación, escucha charlas de personas inspiradora que han llegado a su público.
Si miles de personas hablan a diario frente a otras, ¿por qué tú no vas a poder? toda limitación está en tu propia cabecita.

Un truco es ver qué les ha funcionado a ellos, cómo se le ve cómodos cuando hablan y qué tipo de lenguaje utilizan. Te ayudará a crear tu speech implacable.

Sé visual

En tu exposición trata de ser lo más explicativa posible. Aún mejor, si puedes añadir diapositivas, fotos o vídeos.

Utiliza tu mano y tu vista para indicar dónde quieres que se desvíe la atención. Al mismo tiempo, tu audiencia seguirá la vista hacía la presentación que estás indicando.

Somos seres visuales y lo que vemos es lo que se graba en nuestra mente, más que un simple monólogo sin interacción. ¡Utilízalo a tu favor!.

Acércate al público

Aunque todos seamos diferentes en nuestras personalidades y formas de ver la vida, nos une que somos humanos y que nos dejamos llevar por sentimientos comunes y afines, aunque no queramos reconocerlo tan a menudo.

Añade algunas experiencias propias o de personas próximas a ti que te ayuden a acercarte a tu público y enriquezcan esa charla. Esto hará que ganes puntos extras haciendo que se grabe en la memoria de los que han asistido, además de sentirse identificados.

Cuida tu lenguaje corporal

No gesticules demasiado, no te toques partes del cuerpo como la cara o el pelo y habla de forma lenta y pausada con las entonaciones necesarias. Hacer lo contrario, denota nerviosismo e inseguridad.

Para hacer que tu audiencia se siente cómoda, tu herramienta más poderosa es la sonrisa, unida a una postura erguida y brazos abiertos. No guardes tus manos en los bolsillos o mantengas los brazos cruzados.

Mientras expones también puedes caminar, dar dos o tres pasos para una pequeña pausa y
continuar.

Mantén en todo momento los ojos sobre los distintos asistentes y evita mirar al suelo.

Conoce a tu público

Edad, aficiones, actividades diarias, razones por las que asisten a la presentación, etc.

Conocer las personas a las que te vas a exponer es de gran ayuda para preparar tu speech
de forma inteligente.

Un plus si son personas similares a ti, esto te ayudará a considerarlos como amigos con los
que estás charlando en ese momento.

Hazlo siempre

Para que una exposición sea brillante, no es necesario utilizar un lenguaje técnico (a no ser
que sea una presentación académica o que específicamente lo exija).

Utiliza frases sencillas y directas fáciles de entender para el público.

Resume de forma acorde y haz hincapié en los puntos principales. ¡Menos es más!

¿Y tú qué trucos utilizas para hablar en público?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies